Cerró imprenta Tort: Adiós a un pedazo de la historia, el ADN del periodismo y las artes gráficas de la región

Fueron nada más y nada menos que 87 años de actividad. Toda una vida, toda una historia para una familia que es parte de la comunidad. Tres generaciones convivieron con la tinta, entre herramientas de la gráfica e ideas para ilustrar, contar, informar y motivar la reflexión.

El cierre definitivo de la imprenta Tort no es un hecho más. En sus talleres gráficos nació el periódico «Voz Allense», impulsado por don Ignacio Tort Oribe, un periodista que con sus publicaciones marcó una huella en la historia de la prensa regional.

Las páginas del periódico se transformaron con el paso del tiempo en documento invalorable para revisar los años posteriores a la fundación de Allen.

Tort era un periodista que tenía una mirada atenta al agro, promotor del cooperativismo. De ideas socialistas, alentaba el desarrollo de la población desde sus crónicas. Tenía temple y no dudaba en plasmar sus pensamientos cuando advertía alguna situación que desfavorecía al poblado. Y reclamaba por mejoras para la naciente comunidad, en la década del 30′ y 40′.

Después de 1948 la imprenta giró su actividad hacia impresión comercial. El hijo de Ignacio, don Ignacio Julio Tort, continuó con la actividad gráfica y compiló en dos libros que editó la historia de «Voz Allense» y «Tributo a mi Allen en su Centenario».

Ignacio Julio es un allense de los que ya no se ven. Un hombre entrañable que el jueves cumplirá 87 años de edad. Su vida transcurrió entre la gráfica, la actividad institucional por la que tuvo un paso férreo, la pasión por el deporte y la música.

La reciente y trágica muerte de Néstor Tort, su hijo, quien estaba al frente de la imprenta y era además un excelente músico y por sobre todas las cosas una persona con una calidez humana especial, llevó a la familia a definir el cierre de la gráfica.

«Esta empresa, netamente familiar, desea con toda sinceridad dar las gracias a la clientela que fielmente nos acompañó durante tantos años de actividad», escribió don Ignacio Julio Tort en la despedida, antes de girar por última vez llave de la puerta del local de la calle Velasco.

Infinitas gracias familia Tort por todo lo que le brindaron a la comunidad de Allen durante estos 87 años.

El equipo de AN Allen.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar