El terror a flor de piel por la domiciliaria a un violador: “Si sale de la cárcel, mi mundo se viene abajo”

Una de las dos víctimas de David “el gitano” Pino, el ex funcionario municipal de Allen condenado por el delito de abuso sexual, dialogó con AN Allen sobre el pedido que realizó para que le otorguen la prisión domiciliaria por el Coronavirus.

No fue para nada fácil reconstruir su vida desde que se animó a contar lo que le sucedió, hasta que llegó el juicio que en abril de 2018 terminó con la condena de 12 años de prisión para David Pino, un ex funcionario de Allen que trabajó en la gestión anterior de gobierno.

En los últimos días, cuando se enteró de que Pino había pedido que se le otorgue la prisión domiciliaria por ser un paciente de riesgo en medio de la pandemia, una catarata de los peores recuerdos volvió a atormentarla. El hombre que la violó volvería a la misma ciudad y nada más y nada menos que por la decisión de un juez: Pablo Chirinos.

“Se me juntaron un montón de cosas. Si esa persona sale, mi mundo se viene abajo. No voy a estar tranquila, segura. Es triste, pero es así. Todo cambiaría para mí”, señaló a AN Allen una mujer que fue víctima de uno de los delitos sexuales por los que Pino terminó condenado.  

Desde que Pino quedó tras las rejas apenas pasaron dos años. Poco tiempo para que una víctima pueda superar algo tan complejo. “De a poco empecé a rehacer mi vida, pero los miedos siguen estando. Hay días que no duermo. Siempre me digo que tengo que salir adelante, me miro al espejo y me digo que yo puedo”, aseguró la víctima, quebrada ante la situación que ahora está atravesando.

La abogada querellante de la causa, Ailen Roca, y la Fiscalía se opusieron a la domiciliaria de Pino que le fue concedida por el juez de Ejecución, Pablo Chirinos. Esa acción paralizó la salida de Pino de la cárcel de Roca y ahora el tema de la domiciliaria se definirá en una audiencia de Revisión.

En 2018 y en dos debates judiciales, Pino fue hallado culpable del delito de abuso sexual con acceso carnal. Las víctimas fueron dos empleadas municipales y Pino utilizó las instalaciones de la Unidad Básica de Allen para consumar los abusos. (AN Allen)

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar