Allen: ¿Concejales de quién?

Llegaron al Deliberante de la mano de propuestas que eran "alternativas" al oficialismo pero hoy no tienen relación con quienes encabezaron las listas y algunos ya sellaron acuerdos con el gobierno local.

Rompieron un bloque a poco más de 100 días de gobierno, concentraron decisiones aprovechando las bancas para nombrar a dedo a familiares y amigos dentro de la estructura del Concejo y hasta se vieron involucrados en tempranas internas que – consideraron desde las máximas esferas del poder – dejaron la lamentable imagen de un «gallinero político».

Tres de los cuatro bloques legislativos del Concejo Deliberante, (ARI, UCR y el fragmentado MPP), atraviesan los primeros meses de gestión arrimando agua para su propio molino y dejando en el más absoluto olvido a los nombres que encabezaron las propuestas por las cuales llegaron a ocupar las bancas legislativas.

Armando Gentile fue el candidato a intendente de ARI y hoy no tiene ningún tipo de vinculación con el concejal que ingresó por su lista: Miguel Gentili. «No le saco el cuerpo para nada, tiene cero iniciativa», respondió Gentili al mencionar a quien lo acompañó en la fórmula electoral. «Pasan sin pena ni gloria, Miguel va a terminar cobrando un sueldito, acomodando a algunos, pero sin poder decir hicimos o movilizamos algo», consideró Gentili.

Para el ex candidato a intendente, Allen debería tener el mismo sistema electivo que tiene Neuquén, donde quien encabezó la lista entra como concejal y desde una banca puede – aunque sea desde la minoría – intentar plasmar el proyecto político que se presentó en campaña. «Es una modificación que debería hacerse en la Carta Orgánica porque vos perdés la lista y te entra el segundo, que por poco no sabe hacer la O con un vaso», insitió.

Leonardo Boela fue el candidato a intendente por el MPP y tampoco tiene diálogo con los concejales que entraron al Deliberante por su propuesta política: Miguel Cabañares, Graciela Ibarra y María Aburto. Boela, que sin contar con esas bancas continúa en la trinchera de la oposición, fue el más duro en las apreciaciones contra quienes integraron su lista. Los acusó de haberse «dado vuelta» por algunos nombramientos y beneficios económicos.

Recientemente el bloque del MPP se fracturó en dos (Aburto por una lado y Cabañares e Ibarra por otro) y dejó todavía más claro que el objetivo individual era sólo llegar al Concejo, tirando por la borda el proyecto que trasladaron al electorado en campaña. «Pagaremos todos los allenses el jueguito de estos tres personajes venidos a políticos que llegan a ser concejales por prenderse en el proyecto de la lista 153 que yo encabezaba», dijo Boela.

Por el lado del radicalismo, quien fue candidato a intendente, Gustavo Ortíz, se corrió de plano y dejó por completo la actividad política. Su agrupación política fue la primera en fragmentarse, apenas unas horas después de las elecciones municipales, entre acusaciones de algunos de los suyos que Ortíz calificó como «absurdas». El ex policía Marcelo Román es el concejal que entró por la lista de la UCR y aunque mantiene diálogo con Ortíz, termina «cocinando» sus propias decisiones tal cual su criterio. Es el caso de la reciente designación del secretario legislativo del Concejo Deliberante a la que Ortíz se opuso tajantemente y Román avaló con su voto – al parecer – por un «acuerdo político» con otras fuerzas.

El bloque de Juntos Somos Río Negro también mostró internas, en el «tire y afloje» por ver quién tiene más «foco» en la foto junto al Ejecutivo Municipal. El robo de barras de hierro en el Deliberante y la filtración de una llamada telefónica entre empleados del cuerpo, dejó entrever que hubo tensión y sed de complot entre algunos de los ediles del oficialismo. Por el momento Vianna y Poblete son las únicas que dentro de ese bloque tienen criterio propio a la hora de evaluar polémicas acciones que -por lo bajo aseguran otros ediles del mismo signo – son de obediencia y fruto de «acuerdos políticos» que tienen el respaldo del poder más encumbrado en el municipio.

A río revuelto y con la relación quebrada entre quienes encabezaron las propuestas políticas opositoras y los concejales en funciones, ganancia de pescadores. El oficialismo captó la orfandad de ciertos ediles y los cobijó en en sus filas.

Lo reprochable es que concejales que fueron electos por el pueblo para ocupar un rol opositor, hoy son parte del engranaje oficialista. (AN Allen – Fotos allencd.gob.ar)

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar